Reseña : Javier Ruescas y Manu Carbajo, Electro


Título : Electro

Autores : Javier Ruescas y Manu Carbajo

Editorial : Edebé

ISBN: 9788468316291

Nº de páginas: 320 págs.

Sinópsis :

A sus diecisiete años, Ray sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido. Pero una mañana, al despertar, descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo? ¿Por qué parece que han pasado años desde la última vez que se fue a dormir?Para sobrevivir, Ray deberá confiar en Eden, una joven fugitiva curtida en la batalla cuyo corazón depende de energía externa para seguir latiendo. Guiados por un misterioso diario, emprenderán juntos un viaje lleno de peligros en busca de respuestas sin saber que algunos secretos es mejor que permanezcan enterrados para siempre.

Electro es la primera parte de una trilogía post-apocalíptica de Javier Ruescas y Manu Carbajo. Ha sido, en general, un buen comienzo para las aventuras de Ray y Eden, pero esta novela ha sido compleja de valorar en muchos aspectos.

El comienzo de la novela no me hacía presagiar nada bueno. El fenómeno fan que ha surgido alrededor de esta trilogía no parece que estuviera muy patente con las primeras páginas. Electro no tiene un comienzo muy adictivo, es un libro que genera interés con el paso de los capítulos.

Los personajes son quizá lo mejor trabajado del libro. El personaje de Eden está muy bien construido pese a ser un tópico últimamente en la novela juvenil. Eden es la protagonista femenina principal, es fuerte, atractiva y con un carácter marcado por su dura vida. Hasta este punto podríamos estar hablando de Katniss (Los juegos del hambre) o Tris (Divergente). Pero el detalle que me ha gustado es que se ha resistido mucho más tiempo que cualquier protagonista a caer en la sensiblería. Su comportamiento ha sido lo que la ha hecho diferente. El personaje de Ray me ha convencido respecto a que ha evolucionado bastante para ser la primera entrega de la saga. Ray es un joven que no entiende su función en este nuevo mundo en el que él ha despertado. Me ha gustado más Eden pero creo que de Ray podemos esperar más en el futuro.

Respecto a la trama, en Electro tenemos dos tramas, que como en toda novela, terminan en un punto de convergencia. He de destacar que la introducción del diario otorga mucho interés a la novela. Ese diario será el culpable del conocimiento de una segunda trama, que aumenta la inquietud del lector con cada fecha. El problema ha sido el final de la novela. Para resumirlo en dos sencillas palabras : demasiada información. Soy partidario de que la información se de en pequeñas dosis y no de golpe en señalados momentos clímax. Esa información de golpe no es fácil de asimilar y es incluso caótica y liosa. Creo que ciertos datos deberían haberse eliminado de esta primera parte e introducirse en Aura. Es cierto que las ideas surgen en un momento y es necesario hacer eco de ellas, pero esa impulsividad hace que pierdan cierta gracia e incluso importancia durante su lectura.

Creo que también es necesario destacar el hecho de que está escrito a dos manos. Javier Ruescas y Manu Carbajo no consiguen crear una única voz narrativa. En los primeros capítulos se pueden claramente las diferencias entre quien ha escrito cada parte. Hay que matizar que narrativamente se diferencian por estilo no por cuestión de calidad. En contraposición, creo que la influencia de la visión cinematográfica de Manu Carbajo dota la novela de acción, efectos y agilidad que permite visualizarla en tu cabeza como si de una película se tratase. Javier Ruescas aporta su experiencia como narrador de bestsellers juveniles y ese punto de suavización de los efectos buscando la incomidad y la intriga. La combinación sería inmejorable si pudiese darse a la vez.

Como conclusión he de destacar que ha sido una novela que he disfrutado, sobre todo a partir de la mitad, y que la cuestión de la estructuración de la información de la trama ha deslucido un poco la historia. Es su primer trabajo juntos y como todas las primeras veces en la vida, tiene pequeños fallos que deslucen la novela.

Tengo muchas esperanzas en que Aura corrija estos pequeños detalles y que sea una saga memorable, porque tiene ingredientes para ello.

#Recensión

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

enumerar motivos para debuxar unha balea

 

para crer nun espírito navegante que non temos

para delimitar o medo

para valernos dela na fuxida

para botar de menos unha viaxe

unha en concreto

para debuxar un bazar e disfrazala de elefante

porque teñen a forma das distancias

porque dentro dunha balea o ceo está limpo e non hai dor

para pintala sorrindo e poñerlle flores ou peixiños pequenos

para facer unha metáfora de todas as traxectorias

para que sexa a proa na reconquista da paisaxe

para representar o tamaño da tristeza

para pensar nas palabras coas que explicar o debuxo.

Eduardo Estévez, de baleas 

(Caldeirón, 2017)  

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com