I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Reseña : Scarlett de Pablo y Alexia Goher, Arlia: Entre mundos

November 29, 2016

 

Título: Arlia: Entre mundos

Autoras: Scarlett de Pablo y Alexia Goher

Editorial: Escarlata 

ISBN: 9788416618019

Nº de páginas: 434 págs.

Sinopsis: 

 

Durante toda su vida, Kirsten Jules ha tenido una atracción innata para los problemas. Estar en el internado de Arlia, donde aprende a controlar sus dones sobrenaturales, no iba a cambiar eso.

Su mejor amigo, un brazalete robado y un poder desconocido arrastrarán a Kirsten a través del espacio-tiempo y la llevarán a la antigua Roma. Allí conocerá a Iacobus, un joven patricio romano que cambiará por completo su forma de ver el mundo y la ayudará a resolver el enigma de unas misteriosas muertes que están teniendo lugar en el internado.

¿Conseguirán averiguar la verdad antes de que sea demasiado tarde? ¿Encontrarán la forma de superar los 2000 años que los separan?

Adéntrate en el mundo de Arlia, la primera entrega de una saga de fantasía urbana llena de aventuras, romance, humor y viajes en el tiempo. Déjate llevar por esta trepidante historia y la simpatía que destilan sus protagonistas.

 

 

Booktrailer:

 

Siempre es complejo escribir una primera historia. Las fórmulas, los personajes, los elementos, la misma imaginación, todo es difícil de encajar. Cuando piensas que todo eso es lo más complejo, se une la complejidad de escribir una historia a dos manos, con los peligros que eso puede tener a la hora de la redacción y el estilo.

 

Arlia es la primera historia de Scartlett de Pablo y Alexia Goher. Una historia con mucho trabajo detrás pero también que peca por momentos de impulsividad. Pese a todo, una historia valiente y que sin ser tan original, como a priori parece, se vuelve adictiva. Una historia con el contenido esencial para hacer de ella una aventura trepidente. ¿Estoy hablando de la misma historia?. Si, definitivamente. Y es que, realmente Arlia: Entre mundos, está compuesta de dos partes que podréis intuir a lo largo de mi valoración.

 

                                                                                                                ilustración: Tsai

 

 

La trama principal de Arlia: entre mundos, gira en torno a el tópico error del personaje principal que acaba alterando una vida tranquila para el resto de personajes. En este caso, un brazalete robado va a ser el culpable de traer el caos y el terror a una pequeña residencia universitaria por culpa de la imprudencia de nuestros protagonistas. En la primera parte de la novela (más o menos hasta el capítulo XV) esto se menciona en los primeros capítulos, pero queda ahí, en el aire, intacto. Las autoras parecen ignorar la importancia real de lo que supone ese robo en la historia y se dedican a otras cuestiones, que más tarde comentaré, por lo que la empieza a perder fuerza. Es decir, nos quedamos sin núcleo de la narración en los primeros capítulos. No nos equivoquemos, el brazalete aparece en muchas partes de la historia pero como una simple mención, sin profundidad. 

 

Sin embargo, en la segunda parte hay una mayor organización en la trama principal lo que permite relacionar correctamente los elementos y que el lector siga influenciado por la intriga que genera este extraño artefacto. La historia principal comienza a ignorar elementos innecesarios y comienza a ser eso, la trama principal, mucho más oscura e imaginativa.

 

La ambientación es sintomática de lo que comento. Al principio de la historia las descripciones sobre el internado son casi inexistentes y fugaces. Por poner un ejemplo, sería interesante ver, brevemente, la historia de las diferentes hermandades (Absham, Ninkasi...) para poder entender las diferencias, no solo entre los poderes de sus integrantes, que hay entre ellas. Es importante para una historia de fantasía profundizar en su ambientación para llegar a comprender la influencia y el rol de los objetos o personajes. De hecho, creo que el fragmento más expresiva de esta ausencia de descripción en la primera parte de la historia es este:

 

En Arlia, nadie era lo que parecía. Donde el resto del mundo veía un prestigioso internado con franquicias alrededor de todo el mundo, de puertas adentro la realidad era muy distinta. Se trataba de una organización secreta y su verdadera misión era la de instruir, cuidar y proteger a personas especiales, las cuales habían adquirido infinito tipo de dones diferentes que la humanidad aún no estaba capacitada para entender y, mucho menos, tolerar. (p.11)

 

En la segunda parte de la historia hay un montón de ejemplos que sintetizan lo que significa "resolver un error". Aria comienza a tratarse de una manera mucho más profunda, de hecho, hasta llega a parecer una entidad académica con un linaje, una historia y una influencia en el mundo de estos chicos sobrenaturales muy interesantes. Incluso, se nos revela mucha más información sobre la propia fundadora de este internado para seres con dones sobrenaturales. Personalmente, me parecen muy extensas y reseñables las génesis que componen a Bastian y Áyax

 

Bastian y Áyax habían nacido en esparta hacia casi mil años, cuando Roma acababa de convertirse en una república. Desde la infancia, habían sio amigos y ambos lograron ser ciudadanos de pleno derecho ganándose un puesto en la guardia personal del rey Clemeómenedes I. (...) Astrid se apareció ante ellos com si de una diosa del olimpo se tratara. Haciendo gala de sus habilidades sobrenaturales engatusó a ambos por separado prometiéndoles un gran futuro desde la cima del universo. Les hizo creer que serian semidioses a su lado, y tanto Áyax como Bastian, aceptaron de buen grado tan dichoso destino. (p. 236 y ss.)

 

o a la propia Aria, fundadora del centro:

 

Arlia era sumeria, nacida en la ciudad de Ur. Cuenta la leyenda que su pueblo estaba viéndose acosado por una infernal criatura que les mataba el ganado, les robaba a sus hijos y les hacía pasar todo tipo de penurias. (...) (p. 185)

 

Mi principal problema con la historia reside en la trama amorosa. Personalmente creo que está poco justificada. Considero que el romance empieza muy pronto y es demasiado espontáneo, nace casi puramente de lo físico. Creo que el personaje de Iacobus podría ser mucho más complejo si estuviera exento de ciertos discursos que se le otorgan al principio de la novela, de hecho finalmente lo es. Entiendo el aura de misterio y exotismo tan atractiva que se le da al personaje desde el principio de la novela pero eso debe explotarse, no debe ser simplemente un polo para generar atracción hacia el personaje. Aunque la trama amorosa (en todos los sentidos de la palabra: amistad, lealtad, amor carnal...) sigue sin gustarme, ya que me parece insalvable, creo que las autoras se dieron cuenta de su errónea concepción del amor en la novela y la poca pertinencia que tenía introducir una tras otra este tipo de escenas. 

 

- Jake, bájame al suelo - se quejó entre risas.

- Ahora eres mi víctima y yo soy un vampiro, ¿cómo me matarías tú?- pregunté al dejarla en el suelo pero sin soltar su cintura. 

- Atacándote directo al corazón - apoyo su dedo índice en mi pecho. 

- Eso ya lo has hecho.- Comencé a besarla y la luz se la tragó apartándola una vez más de mi lado. (...) (p.129)

 

Respecto a los personajes he de matizar que están bien construidos. Es cierto que representan al típico grupo de personajes adolescentes con sus conflictos y sus diferentes personalidades, pero lo cierto es que todos consiguen gozar de su autonomía en la historia. En su construcción hay demasiados clichés, pero lo cierto es que al menos podemos diferenciar perfectamente el discurso de uno frente a otro. En general los personajes jóvenes son muy divertidos y los "adultos" llegan tarde a casi todas los acontecimientos. Sinceramente, el nivel intelectual de los alumnos está muy por encima de los adultos en este internado.

 

 

 

Respecto al trío de voces narrativas, no es preciso dedicar mucho tiempo a ellos. No me han gustado ciertas cosas, sobre todo su concepto de los celos o la amistad, principalmente en Justin, pero considero que poco a poco van solventando sus problemas con comportamientos cada vez más inteligentes y maduros. Al principio parecen unos pollos sin cabeza pero poco a poco, a base de problemas todo hay que decirlo, van entrando en cintura. Las autoras consiguen atribuirle a cada uno una voz y perspectiva diferentes por lo que ahí hay un buen trabajo narrativo.

 

Sorprendentemente, para ser autoras noveles, el estilo es lo que más me ha llamado la atención de la novela. Creo que hay un potencial interesante en una pareja de escritoras que consiguen que en una historia a dos manos no se vean dos estilos diferentes. Se ha trabajado la uniformidad de estilo y eso es de agradecer en una novela tan coral como esta. Teniendo varias voces narrativas y siendo varias las autoras, era complicado que el resultado fuera tan bueno. Destaco sobre todo, la capacidad y facilidad que tienen para desarrollar microrelatos en la propia historia o para describir batallas y situaciones de tensión.

 

El viento trajo el estruendo de infinidad de gargantas deseosas de enviarnos al Hades. En escasos instantes los bárbaros comenzaron a caer sobre nosotros desde todas direcciones, materializándose todos mis temores. Un tribuno que estaba junto a mi, me miró desconcertado mientras se palpaba la sangre que manaba de su pecho, tratando de entender qué estaba sucediendo (...) (p.208)

 

Me gustaría precisar un apunte que me ha parecido curiosísimo en la novela. Hay una cantidad inmensa, aunque creo que se queda corto, de referencias a cuestiones y elementos del ideario de la cultura de masas (cantantes, películas, productos, lugares, expresiones...). Sorprende su exagerada cantidad, sin ningún tipo de explicación ni nota al pie, porque eso se contrapone con las pocas referencias cultas que hay, y que todas son muy explícitas. De hecho, hay referencias a las ninfas (p.75) o Lorenzo Ghiberti (p.270 y ss.) que tienen una explicación muy desarrollada que, quien sabe, algún día hará falta para personas como  Angelina Jolie o el grupo The Calling.

 

En resumen, Arlia: Entre mundos es una historia entretenida. Es además, una novela inicial para un dúo prometedor de autoras. Los errores en la historia, que los hay y muchos, no deben borrar el hecho de que las propias autoras aprenden a cada página como se debe plantear una historia. Espero que la segunda parte de las aventuras del mundo de Arlia consiga engancharme o por lo menos, mostrarme una madurez narrativa que ya se puede palpar con la frescura y dinamismo de los capítulos finales.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Please reload

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

Ese instante que no se olvida
Tan vacío devuelto por las sombras
Tan vacío rechazado por los relojes
Ese pobre instante adoptado por mi ternura
Desnudo desnudo de sangre de alas
Sin ojos para recordar angustias de antaño
Sin labios para recoger el zumo de las violencias
perdidas en el canto de los helados campanarios.

Ampáralo niña ciega de alma
Ponle tus cabellos escarchados por el fuego
Abrázalo pequeña estatua de terror.
Señálale el mundo convulsionado a tus pies
A tus pies donde mueren las golondrinas
Tiritantes de pavor frente al futuro
Dile que los suspiros del mar
Humedecen las únicas palabras
Por las que vale vivir. 

[...]

Alejandra Pizarnik,  A la espera de la oscuridad. (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com