I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

María Oruña : "No tengo grandes héroes que destacar: como en la vida real, unos nos apoyamos sobre otros."

May 11, 2017

 

María Oruña nació en Vigo (Galicia, España) en el año 1976, y actualmente sigue residiendo en su ciudad natal junto a su marido y su hijo. Es abogada laboralista y mercantil. Licenciada en Derecho desde el año 2002, ha prestado servicios legales a entidades bancarias y bufetes internacionales. Es Técnico Superior de Recursos Humanos, de Comercio Internacional y de Comercio Electrónico y Marketing.

En el año 2013 decide publicar una novela de contenido jurídico, La mano del arquero, sobre el acoso laboral y el abuso de autoridad, basándose en distintos hechos reales y buscando ayudar a quienes se encontrasen en una situación similar.

Inmediatamente después y aprovechando un cambio laboral, María Oruña decide escribir su primera novela de misterio, Puerto Escondido, ambientada en Cantabria y publicada en septiembre de 2015 por la Editorial Destino (Planeta), cosechando un inmediato éxito de ventas y crítica y traduciéndose en varios idiomas.

En febrero de 2017 publica de nuevo con la Editorial Destino la novela Un lugar a donde ir, que de inmediato recibe de nuevo excelentes críticas, tanto de blogs literarios en RRSS como de prensa especializada. Este nuevo trabajo rescata algunos de los personajes de su novela anterior, encontrándonos ante una potencial saga o serie en la que las investigaciones son realizadas por Valentina Redondo, teniente de la Guardia Civil, y su Sección de Investigación.

En la actualidad, María Oruña sigue escribiendo y ejerciendo la abogacía, aunque su principal actividad comienza a ser la vinculada a la literatura.

 

Foto y Texto : mariaoruna.com

1.  ¿Qué supone Un lugar a donde ir para María Oruña?
Una historia de aventuras, de misterio, un juego, una reflexión sobre la motivación vital de las personas.


2.  ¿Qué van a encontrar los lectores en esta nueva historia?


Desde luego, no se van a encontrar otro Puerto Escondido. El tono, la técnica y la temática son muy diferentes. Sí van a tener investigación policial, misterios, curiosidades científicas, históricas y forenses; amor, envidia, obsesión, humor.


3.  ¿De dónde viene este interés por la arqueología que se suma al ya conocido por la historia?


No es que yo tenga especial afición a nivel personal por la arqueología, pero sí dispongo de una amplia curiosidad por los secretos de la Tierra, del Universo, de nuestra propia existencia, sobre la que tan poco meditamos en occidente. Los arqueólogos y geólogos de esta historia buscan, sobre todas las cosas, el conocimiento.


4.  ¿Cree que acercar las investigaciones arqueológicas y científicas a los lectores puede colaborar a que se valoren esos trabajos tan alejados de los grandes focos de la sociedad?


Sí, posiblemente, aunque el tema escogido era arriesgado: escribir sobre algo que a los lectores en general no les resultaba familiar podría haber supuesto un error, especialmente en el segundo libro, tan esperado. Pero mi interés va más allá de darles valor a estos profesionales; yo quería destacar el contraste entre la urbe y el pasado, la historia y nuestro modo de gestionarla: despreciamos lo pasado como inservible, cuando constantemente nos repetimos.


5.  ¿Veremos una evolución en los personajes de Oliver Gordon y Valentina Redondo? 


Claro. Oliver dejará de ser tan ingenuo y Valentina, por fin, irá dejando que caiga alguno de sus muros.


6.  ¿Tendremos ocasión de ver la situación de otros personajes de Puerto Escondido?


Sí, la Sección de Investigación de Valentina Redondo permanece intacta, incluso con más protagonismo que en la anterior novela.


7.  ¿Puerto Escondido es una novela más bien coral, carente de un personaje principal que cargue el peso de la trama. Un lugar a donde ir seguirá el mismo esquema?


Sí, para mí todos los personajes conforman el todo, la historia. No tengo grandes héroes que destacar: como en la vida real, unos nos apoyamos sobre otros.


8.  Cuando le preguntan siempre remarca la importancia que tiene para usted que la novela tiene que ser una actividad entretenida tanto en su creación como en su lectura. ¿Qué pueden encontrar los lectores de entretenido en esta nueva publicación?


Entretener, jugar, hacer soñar, crear un mundo en el que el lector pueda colarse: me parece difícil pero bonito. Los lectores, de entrada, han estado buscando en internet, con voracidad, lugares que se citan en la novela (El Sótano de las golondrinas, Nördlingen, cuevas cántabras) curiosidades (Biblioteca metálica, pozo de Kola, leones blancos…) e incluso formas insólitas de morir, como la de uno de los personajes del libro. Para mí, generar esa curiosidad en las personas de nuestra época, ya tan informadas de todo, es un milagro; y que la historia les cuente algo, que les haga reflexionar…eso es un regalo para el que escribe.


9.  ¿Piensa escribir más historias con estos personajes y con Cantabria como protagonista?


Sí. De hecho, ¡estoy en ello!


10.  Para concluir, ya llevamos varias ediciones de la novela a pocos meses de su lanzamiento. ¿Esperaba un éxito de ventas tal en la novela?


Pues yo sabía que había mucha expectación, pero tenía mis dudas; como comentaba antes, era consciente de que los lectores, posiblemente, esperasen otro Puerto Escondido, otra porción de la misma magia. Pero esa historia ya estaba contada, y para narrar la nueva necesitaba otro ritmo: ¿le gustaría al gran público? Saberlo resultaba imposible, así que asumí el riesgo y escribí lo que me apetecía. Cuando uno es honesto, el lector lo sabe, y aunque tarde en entrar en la novela termina por dejarse llevar, de modo que estoy muy contenta no sólo por la reedición de Un lugar a donde ir, sino por las críticas maravillosas que está recibiendo.

 

 

 

Novelas de María Oruña

 

 


 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Please reload

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

Ese instante que no se olvida
Tan vacío devuelto por las sombras
Tan vacío rechazado por los relojes
Ese pobre instante adoptado por mi ternura
Desnudo desnudo de sangre de alas
Sin ojos para recordar angustias de antaño
Sin labios para recoger el zumo de las violencias
perdidas en el canto de los helados campanarios.

Ampáralo niña ciega de alma
Ponle tus cabellos escarchados por el fuego
Abrázalo pequeña estatua de terror.
Señálale el mundo convulsionado a tus pies
A tus pies donde mueren las golondrinas
Tiritantes de pavor frente al futuro
Dile que los suspiros del mar
Humedecen las únicas palabras
Por las que vale vivir. 

[...]

Alejandra Pizarnik,  A la espera de la oscuridad. (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com