I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Reseña: Lola Robles, Yabarí

October 23, 2017

 

Título: Yabarí

Autora: Lola Robles

Editorial: Cerbero

Colección: Wyser nº2

ISBN: 9788494642210

Nº de páginas: 213 págs.

Sinopsis:

 

¿Qué son esas enormes zonas blancas que parecen extenderse por toda la selva del planeta Yabarí? ¿Son ciertos los rumores que apuntan al maltrato a los nativos y la violación sistemática de los Derechos Humanos Universales? Muriel Johansdóttir llega a Yabarí dispuesta a desvelar la verdad sobre lo que está ocurriendo con las empresas explotadoras que están deforestando la inmensa jungla. El camino que ha de emprender la periodista la enfrentará a nuevos interrogantes mientras se esfuerza por sobrevivir a una escalada de peligrosos descubrimientos.

Debido al tiempo limitado que tengo este mes para dedicar a otras lecturas, al éxito de visitas que tuvo la anterior entrada sobre un bolsilibro de Cerbero y a lo contento que me he quedado con la calidad del mismo, he decido darle la oportunidad a una nueva obra, en este caso: Yabarí de Lola Robles. Esta novela merece un amplísimo análisis por todos los temas que toca, pero creo que es mejor que la leais solo teniendo en cuenta las pequeñas pinceladas que comentaré en esta entrada.

 

Yabarí es una novela que habla de la desigualdad, de la supremacía impuesta entre razas y de la sobreexplotación de recursos naturales y mano de obra humana. La autora crea un mundo con una riqueza de elementos naturales y geográficos destacables que descubriremos bajo la atenta mirada de la periodista Muriel Johansdóttir, la protagonista de la historia.

 

- Al fin y al cabo Yabarí no es un mundo para colonos, de esos de los que la Tierra y otros planetas centrales se olvidan para siempre jamás. Es un lugar para extraer la jodida bentá y luego ignorarlo. (pág. 35)

 

Las continúas "entrevistas" que realiza la periodista y sus investigaciones la llevan a descubrir las desgracias que viven los nativos. A través de la obra vemos una representación clara de lo desigual e injusto de cualquier relación de poder así como una presentación concreta de la problemática del subalterno. Todo esto aderezado con una exposición paradisiaca de los elementos naturales. Para una lectura ecologista y ecofeminista de esta novela no puedo hacer más que recomendar encarecidamente esta publicación.

 

Las aguas discurrían anchas y lentas, color azafrán. Paredes vegetales, lívidas como crepúsculos, flanqueaban su ruta. La vegetación era espesa, enmarañada, ominosa. Bandadas de insectos se relevaban para asaltarlos, y parecía imposible disuadirlos, ni con crema en la piel ni con dispositivos electrónicos (...) Los árboles mayá eran de un amarillo casi dorado. Troncos gigantescos, que cinco o seis personas apenas hubierdan podido rodear. Aquel oro era un liquen que cubría la corteza, donde se cruzaban con frecuencia las lianas de bentá.(pág. 41)

 

No ignora la autora la cantidad de grupos que existen dentro de la propia constitución de un pueblo, por bárbaro que les parezca a los explotadores, y da a cada sector de la población sus propias características y creencias. Incluso los propios edificios tienen del poblado tienen una concepción determinada y acogen determinadas actividades.

 

La casa dodimi, que no tenía consideración de tempo ni de monasterio pues sus habitantes no pertenecían a ninguna religión ni creían en ninguna divinidad, era un edificio de dos plantas. Al entrar, en el vestíbulo amplio y sombrío, se encontraban la portería y el despacho de coordinación. De inmediato se accedía a un claustro con un jardín interior rectangular, rodeado por un pasillo de suelo de piedra bajo techo sostenido por columnas de fuste liso y capitel decorado con motivos vegetales. (pág. 47)

 

En resumen, Yabarí de Lola Robles es una novela muy breve pero con un contenido muy denso y en el que conviene detenerse. Lo adecuado de la ambientación, el trabajo sociológico y la crítica ecofeminista se combinan en una historia muy recomendable.

 

 

 

 


 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Please reload

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

Ese instante que no se olvida
Tan vacío devuelto por las sombras
Tan vacío rechazado por los relojes
Ese pobre instante adoptado por mi ternura
Desnudo desnudo de sangre de alas
Sin ojos para recordar angustias de antaño
Sin labios para recoger el zumo de las violencias
perdidas en el canto de los helados campanarios.

Ampáralo niña ciega de alma
Ponle tus cabellos escarchados por el fuego
Abrázalo pequeña estatua de terror.
Señálale el mundo convulsionado a tus pies
A tus pies donde mueren las golondrinas
Tiritantes de pavor frente al futuro
Dile que los suspiros del mar
Humedecen las únicas palabras
Por las que vale vivir. 

[...]

Alejandra Pizarnik,  A la espera de la oscuridad. (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com