Reseña: Elena Barrio, Hormigas en el aire


Título: Hormigas en el aire Autora: Elena Barrio Editorial: Valparaíso (66)

Imagen Capa: Henar Bengale ISBN: 9788494415845 Nº de páginas: 110 págs.

Contraportada:

“Hormigas en el aire es un libro onírico porque, ¿no es onírica la angustia? ¿No es onírica la ansiedad? A medio camino entre un diario de sueños (o de pesadillas) y el diario priva-do de una chica vulnerable en pleno ataque de furia, Elena Barrio intenta ponerle palabras al dolor. Intenta moldear el miedo como un trozo de arcilla que se convierte en algo tangi-ble al adquirir formas extrañas. Con ella dejamos atrás para siempre la inocencia y nos adentramos en el bosque espeso de la incertidumbre”. María Yuste

La poesía es un género en constante reformulación. Las formas poéticas en la actualidad son un terreno experimental tan amplio e inabarcable que muchas veces es dificil conectar con la creación poética. Hormigas en el aire , sin embargo, es un libro de poemas a la manera de la vieja escuela aunque construido en clave pop. A través de sus versos repensamos la actualidad social y nos acercamos a muchos temas desde una óptica femenina y feminista.

Elena Barrio crea un libro estructurado en torno al dolor y la angustia humana en la vida en sociedad. Para ello rompe con los tabúes con respecto al sexo, la soledad y el amor sin pelos en la lengua. El autodescubrimiento de uno mismo es esencial para no dejarse manipular por los estigmas sociales y por ello solo una persona que sufre dolor y soledad es quien de glosar la realidad.

Me he destruido tantas veces

que no recuerdo la última vez

que me quise.

Rezo para que la aniquilación

pase de largo entre crisis y crisis,

entre violencias huracanadas

de las que nadie me puede hablar.

(Elena Barrio, Ansiedad V) (pág.28)

Es una obra con una carga sentimental muy fuerte y con versos cortos y punzantes que azotan directamente al que lo lee. El encabalgamiento está siempre presente, al igual que otros recursos básicos de estilo para dar rotundidad y potencia al mensaje. Los finales de las composiciones, muchas veces abruptos, terminan de noquear a un lector que no puede ler estos versos de manera apática.

Tengo que destacar también la vertiente feminista de denuncia social que existe en estos poemas. La mujer en esta obra expresa a través de su dolor su posición en la sociedad. Así mismo, también presenta la necesidad de un amor en igualdad, en el que no es necesario ningún planteamiento renacentista del mismo. El sexo por el sexo o el intercambio de caricias sustituye a pomposidades tóxicas propias de la visión falocéntrica del amor. La autora incluso convierte tragedias habituales como la violencia de género en materia lírica.

Amapolas que lloran sangre

pétalo a pétalo...

La princesa ha muerto

porque el príncipe ha bebido

la ha llamado "puta"

y la ha tirado por el balcón.

(Elena Barrio, La princesa muerta) (pág.55)

Lo que más me gusta quizá de este libro es el tratamiento consciente que hay de temas como la ansiedad, la soledad y las carencias afectivas. La sociedad neocapitalista está totalmente robotizada y vive en base a unos principios que en este libro se quieren denunciar. La comuna humana desaparece en favor de "lo común" y la memoria a largo plazo de la sociedad es inexistente al ser bombardeada por miles estímulos y erróneos planteamientos.

Somos un ejército de cadáveres,

sin descanso, sin voluntad;

seguimos órdenes anónimas

programados para ejercer amnesia. (...)

(Elena Barrio, Bajo Tierra) (pág.60)

En resumen, Hormigas en el aire no es un libro que destaque por su complejidad estilística ni por sus recursos potentes, sino un libro que explota, analiza y mutila todos los aspectos de la cultura pop y presenta una visión desgarrada de la (real) realidad.

#Recensión

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

enumerar motivos para debuxar unha balea

 

para crer nun espírito navegante que non temos

para delimitar o medo

para valernos dela na fuxida

para botar de menos unha viaxe

unha en concreto

para debuxar un bazar e disfrazala de elefante

porque teñen a forma das distancias

porque dentro dunha balea o ceo está limpo e non hai dor

para pintala sorrindo e poñerlle flores ou peixiños pequenos

para facer unha metáfora de todas as traxectorias

para que sexa a proa na reconquista da paisaxe

para representar o tamaño da tristeza

para pensar nas palabras coas que explicar o debuxo.

Eduardo Estévez, de baleas 

(Caldeirón, 2017)  

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com