Reseña: Roberto Aliaga, Cómo arreglar un libro mojado

04/05/2018

 

Título: Cómo arreglar un libro mojado
Autor: Roberto Aliaga

Ilustraciones: Clara Soriano
Editorial: SM

Colección: El barco de Vapor

ISBN: 9788467591941
Nº de Páginas: 112 págs.

Sinopsis:

 

Ha sido un accidente, lo prometo: yo no quería mojar el libro. El libro que no es un libro. Y tampoco quería leerlo, en serio. Eso también ha sido un accidente. El caso es que quien lo ha escrito tiene un problema bien gordo... ¿Y ahora qué hacemos?

Como todos los años llega a las librerías el título ganador del premio Barco de Papel. En esta edición 2017 el galardón ha recaído en Roberto Aliaga por Cómo arreglar un libro mojado. Sin duda este libro es un interesante ejemplo de la necesaria implicación de los autores de literatura infantil con realidades que normalmente se esconden a los más pequeños, pero que gracias a la literatura también estos lectores pueden conocer.

 

Cómo arreglar un libro mojado plantea una historia que sigue una dirección un poco distinta a lo que el título a priori indica. El elemento desencadenante de la acción es, evidentemente, el hallazgo de un libro en malas condiciones en un parque y la doble responsabilidad que ello supone para nuestro protagonista. A partir de ese momento la historia evoluciona de una manera completamente impredecible para introducir temas como el maltrato o la violencia de género.

 

Evidentemente por cuestiones del público al que se dirige y la dificultad de tratar estos temas, todos estos actos de violencia no son explícitos y son algo que el lector puede intuir con la lectura de los distintos fragmentos de un diario y las confesiones de los personajes. 

 

 


Los giros en la trama no resultan muy complejos de imaginar una vez construida la inesperada estructura de este libro pero pienso que eso no resulta tan negativo, ya que consigue que el lector focalice su interés en las cuestiones complejas que en él se tratan.

 

Es un libro de lectura bastante adecuada para su rango de edad por la selección del vocabulario que hay en él, las estructuras sintácticas simples y lo variado de las tipografías que se dan cita en él. Se apoya bastante en cambios de formato para llamar la atención del lector y eso lo hace una aventura más llevadera.

 

En resumen, Cómo arreglar un libro mojado es un ejemplo de la dirección que debe tomar la literatura infantil, es decir, la necesaria apropiación de los temas de actualidad y las problemáticas sociales y la transmisión de las mismas mediante la utilización de claves que el lector puede comprender e interiorizar.


 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Please reload

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

Nombrar es reconocer que existe,

gracias y a pesar de mí.

Cuando tras mi frente genero una sílaba, 

defino, 

coloreo y cincelo, 

tal como suena tras el abdomen. 

Junto los labios para tallarlo, llenando la entrada. 

Ahogar su grito, ese dolor tras las costillas.

 

Mencionar es la primera maniobra. 

Para ello, cubriré todas las articulaciones. 

Los otros asentirán abriendo las comisuras. 

Flotará el polvo, semilla hundida. 

Maria González, en El hambre (Maclein y Parker, 2020)  (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com