Isabel González Lázaro: "Cuando se ama tanto la literatura, al menos en mi caso, siempre he tenido la ilusión de tener en mis manos un ejemplar que llevara mi nombre"

18/03/2020

 

Isabel González Lázaro (Castellón, 1993). Estudió Pastelería en la Escuela de Hostelería y Turismo del Grado de Castellón. Su experiencia trabajando en el extranjero le inspiró a contar historias, aunque bien es cierto que la pasión por los libros y escribir le viene desde su adolescencia, donde ya escribía poemas y relatos para amigos y familiares. Actualmente reside en Alemania.

 

 

 

 

 

 

fotografías y texto: cedidos por la autora

- ¿Cómo surge la novela Estaba escrito (Círculo Rojo, 2019)?

 

 

Estaba escrito es mi primera novela autopublicada y surge de las ganas de una lectora de ponerse en la posición de escritora. Cuando se ama tanto la literatura, al menos en mi caso, siempre he tenido la ilusión de tener en mis manos un ejemplar que llevara mi nombre, y dejar al mundo una parte de mí. El libro que tantas veces visualicé al final nace gracias a otra autora autopublicada. Tras la lectura de su libro me puse en contacto con ella, me contó su experiencia y me animó a cumplir mi sueño. 

 

 

- ¿Cómo valora la experiencia de publicar por primera vez un texto y de la mano de esta editorial?

 

Yo considero que ponerse delante de una hoja en blanco y dejar que la mente vuele al ritmo de los dedos es para valientes. Leí muchos foros de “cómo se escribe un libro” pero sinceramente no les hice mucho caso y me dejé llevar por todas las historias que pasaban por mi cabeza. Me guié principalmente por todos los libros que he leído y, entonces, tuve claro lo que quería contar. Mi experiencia ha sido muy buena y emocionante, porque durante todo el proceso, cuando vuelves atrás y relees los capítulos que has escrito, te sientes muy orgullosa de lo que estás haciendo. Realmente a mi me gustaba, eso fue lo que quise en todo momento y eso es muy importante. 

De la mano de Circulo rojo he caminado y sigo caminando muy tranquila. En todo el proceso me han aconsejado, ayudado y explicado todo con detalle. Les pedí que me diseñaran la portada según mis pautas y quedó incluso mejor de lo que yo la visualizaba. El detalle de que hagan una gala anual para premiar sus novelas en distintas categorías me parece que es algo que a todos los autores nos llena de orgullo. Considero que es algo muy necesario para la cultura. 

 

- Martina es un personaje satisfecho con lo que le ha dado la vida, pero siempre tiene la sensación de que eso no es suficiente. ¿Crees que muchos lectores pueden identificarse con ella?

 

Por supuesto que considero que muchos lectores pueden identificarse con ella, de hecho, muchas personas me han escrito para decirme en que partes se sentían identificadas con Martina. En esta historia la protagonista nos relata varias etapas de su vida, y es muy fácil que en algún momento alguien se vea reflejada.

 

- ¿Cómo valoras la recepción de tu novela por parte del público?

 

Mientras escribía esta novela, lo hacía desde mi alma, lloraba en escenas concretas mientras las redactaba y en otras me lo pasaba bien, riéndome. No dejaba de imaginarme cada palabra mientras la escribía y el público eso lo ha notado. Siempre me he preguntado que sentirían los demás al leerme, y por ahora valoro la recepción muy positiva.

Lo importante no es sólo agotar ejemplares, mi intención era que la gente sintiera conmigo esta historia y, por ahora, según los mensajes que me llegan o leo, son valoraciones muy positivas.

De hecho, por contar una pequeña anécdota, ya son varias chicas que me han dicho que nunca leían, pero ahora quieren leer más libros de este género y esas son las cosas que a una le hacen sentirse muy orgullosa, es el poder de la literatura. 

 

 

 

 

 

 

- ¿Cuándo comenzó su relación con la escrita y los libros en general?

 

Como cuento en mi biografía desde mi adolescencia escribía poemas y relatos para amigos y familiares. Todo mi círculo cercano recibió a lo largo de los años algo escrito por mí. Me recuerdo siempre delante de un folio en blanco escribiendo lo que sentía. No he sido nunca consciente que tipo de textos escribía, solo dejaba que las palabras fluyeran.

He intentado varias veces escribir un libro, me ponía a ello, pero lo descartaba enseguida. Primero solo quería inventar historias, pero a medida que iban pasando etapas en mi vida o como por ejemplo mi experiencia en el extranjero, provocaban en mi la necesidad de contar una historia, sacar los personajes que tantas veces visualizaba en mi cabeza.

Mi pasión por los libros y las palabras realmente no se de dónde me viene, de hecho, yo estudié pastelería, amo los libros como hobby y me quiero dedicar a la educación infantil. Me encantaría dedicarme solo a escribir libros pero eso es más complicado. No considero que un escritor tenga que recibir una formación concreta. Quien ama la literatura, es porque eso lo lleva dentro desde siempre, y no importa a que te dediques, abrir un libro y sumergirte dentro no entiende de edades, sexos, ni religiones…

 

- ¿Cómo definirías tu proceso creativo?

 

Cuando se va a escribir una historia, yo siempre tuve claro que no es ponerte delante y ya está. Son necesarios muchos procesos y después, lo principal, saber que vas a contar. Me hice unas plantillas previas con el desarrollo de la idea y cada vez que se me ocurría algo durante el proceso lo apuntaba corriendo. En primer lugar creé todos los personajes con sus nombres, edades y su rol en la historia. Curiosamente, el título se me ocurrió a la mitad de la novela. Es cierto que tenía unos listados de posibles títulos pero no me convencían. Para mí fue imposible pensar en un título y después crear una historia. Así que este proceso lo valoro muy positivamente porque he sabido organizarme, aunque también tuve parones y momentos duros, pero mis ganas de darle vida a esta novela me animaron a seguir. 

 

- ¿Cuáles consideras que son sus referentes literarios? 

 

Para ser sincera, cuando entro a una librería, a no ser que vaya en busca de un autor en concreto, me gusta buscar por categorías o por la temática de la historia. Para que me entiendas, es como quedarte solo con una nómina de cantantes cuando puede que haya otros que no son tus favoritos, pero de los que puede gustarte una canción. A mí con los libros me pasa lo mismo. Yo leo sobre todo novela romántica, novela de misterio, poemarios y literatura erótica. Últimamente me ha dado por leer libros basados en la segunda guerra mundial o en la guerra civil española, sean historias basadas en hechos reales o inventadas, pero tampoco fijándome quién es el autor. Al coger el ejemplar leo brevemente su sinopsis y, si me atrapa lo leo. Por ejemplo, ahora mismo estoy leyendo La casa Alemana de Annette Hess.

 

- Para terminar. ¿Tiene algún nuevo proyecto en marcha o finalizado del que pueda adelantarnos algo?

 

Si, puedo adelantar que esta novela tendrá una segunda parte, y ya estoy, como no podía ser de otra forma, en la fase de desarrollo, dándole nombre a muchos de los personajes nuevos que se incorporan, y mucha más historias interesantes. 

También tengo un proyecto para el público infantil, un texto del cual no puedo desvelar mucho, pero nace de mi intención de dirigirme también a los más pequeños.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Please reload

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

Nombrar es reconocer que existe,

gracias y a pesar de mí.

Cuando tras mi frente genero una sílaba, 

defino, 

coloreo y cincelo, 

tal como suena tras el abdomen. 

Junto los labios para tallarlo, llenando la entrada. 

Ahogar su grito, ese dolor tras las costillas.

 

Mencionar es la primera maniobra. 

Para ello, cubriré todas las articulaciones. 

Los otros asentirán abriendo las comisuras. 

Flotará el polvo, semilla hundida. 

Maria González, en El hambre (Maclein y Parker, 2020)  (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com