Reseña: Stefan Zweig, Viaje al pasado



Título: Viaje al pasado

Título original: Widerstand der Wirklichkeit Autor: Stefan Zweig

Traductor: Roberto Bravo de la Varga Editorial: Acantilado ISBN: 9788496834996 Nº de Páginas: 96 págs.

Sinopsis:


Viaje al pasado (llamado también por su autor «Resistencia de la realidad» y publicado por Acantilado en el volumen La Mujer y el Paisaje) narra la historia del reencuentro, al cabo de muchos años y en un mundo definitivamente nuevo, de dos seres que se amaron y que creen amarse aún. Separados por la Gran Guerra antes de poder objetivar su amor, se encuentran ahora inmovilizados por la resistencia a poder llevarlo adelante, tan fuerte es la carga del pasado. Propio del mejor Zweig, en esta vibrante historia de un amor imposible, el lector encontrará el hechizo inolvidable de su autor para evocar los sentimientos a través del gesto y el detalle.

Confieso que no tengo una visión panorámica de la obra de Stefan Zweig debido a que, hasta este momento, solo había leído tres títulos del autor: Novela del Ajedrez, Carta a una desconocida y Momentos estelares de la humanidad. Sin embargo, considero evidente que hay entre ellos un elemento común que los vincula: la manera en que este autor capta, desarrolla y comprende una realidad y la expresa sobre el papel de una forma sensible y verdadera, sin reflexionar sobre lo adecuado o moral de la misma. Viaje al pasado es un ejemplo claro de ello.


Esta es una historia de extensión breve donde se narra la historia de un reencuentro entre dos amantes tras la Gran Guerra. Imagino que con semejante sinopsis el lector espera que esta sea una enumeración continua de traumas bélicos y el final feliz de una historia de amor. Esta obra de Zweig propone, sin embargo, una perspectiva completamente distinta.


El pasado reciente es un peso inmenso en la vida de los personajes por lo que el amor se convierte en lo único que los motiva a seguir adelante. El problema radica en que ese amor se idealiza tanto que el propio encuentro nunca tendrá ni la pasión imaginada ni la intensidad deseada. El amor es objetivo y no medio para superar el trauma. Precisamente por ello, Zweig reproduce un reencuentro que significa el final de una etapa y no el principio de una vida nueva.


Es especialmente relevante señalar que en esta obra de Zweig no son las conversaciones entre los personajes las que llevan el peso del contenido emocional de la obra. Los sentimientos son transmitidos desde las actitudes, detalles y gestualidad de los personajes. De hecho considero que es una obra que se presta fácilmente a una posible puesta en escena.


Sinceramente me ha marabillado esta pequeña pieza de Zweig. Gracias a Acantilado por publicar toda la obra de este autor y permitirnos disfrutar de estas pequeñas cápsulas de verdad.


Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

enumerar motivos para debuxar unha balea

 

para crer nun espírito navegante que non temos

para delimitar o medo

para valernos dela na fuxida

para botar de menos unha viaxe

unha en concreto

para debuxar un bazar e disfrazala de elefante

porque teñen a forma das distancias

porque dentro dunha balea o ceo está limpo e non hai dor

para pintala sorrindo e poñerlle flores ou peixiños pequenos

para facer unha metáfora de todas as traxectorias

para que sexa a proa na reconquista da paisaxe

para representar o tamaño da tristeza

para pensar nas palabras coas que explicar o debuxo.

Eduardo Estévez, de baleas 

(Caldeirón, 2017)  

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com