Lúa Mosquetera: "Creo que es necesario despojar a la poesía de ese elitismo temático y formal"


Lúa Mosquetera, Miño (A Coruña), usa el Instagram como la extensión natural de una «poesía de pueblo llano» que recita con música en directo en los bares. «No, yo no soy una poeta de mesa y botella de agua», se ríe. Es Lúa Mosquetera, una chica de Miño (A Coruña). Escribe versos aparentemente contradictorios para quienes la desaprueban. Pero perfectamente ensamblados para los seguidores que le confiesan que, leyéndolos, sienten bienestar. Su nuevo libro se titula Aunque seas rara y seas pájaro (2020) aunque anteriormente ha publicado Rasrás (2018). Cuando la normalidad regrese la podremos escuchar en los múltiples recitales que ofrece. La suelen presentar como poeta feminista. «Bendito encasillamiento», dice.





Texto: Javier Becerra (La Voz 07.06)

Fotografías: Cedidas por la autora


- ¿Qué significa para usted la poesía?


La poesía siempre ha pasado por mi vida, hasta ahora, sin producirme ningún tipo de estímulo. Amaba fuertemente la literatura, pero era sin duda el género que más detestaba. Tuve que empezar a escribirla para aprender a valorarla y, curiosamente, ahora es el centro de mi vida. Es por eso que la poesía representa para mí la imperiosa necesidad de no cerrarme a nada que no conozca, es el reino de las segundas oportunidades. Que son, siempre, las más conscientes y bonitas.


- ¿Recuerda cuándo escribió sus primeros versos?


Recuerdo algunos versos tímidos y bastante hilarantes de cuando era niña. Pero los versos que me convirtieron de verdad en poeta y que me llevaron a la publicación de mi primer libro decían: “Cuando mi madre se dio cuenta de que yo iba a existir/dejó de existir ella”, de mi poema “Rasrás”.


- ¿Cuáles son sus poemarios imprescindibles?


Como soy una reciente amante de la poesía, ha sido muy difícil que un poemario me conquistase en los últimos años. Las poetas gallegas, a las que he estudiado en profundidad, despiertan toda mi admiración y respeto: Luz Pozo Garza, Luísa Villalta o Rosalía de Castro son fundamentales para mí. He leído mucho a Pizarnik y a Salinas también. Pero quien me ha emocionado de verdad en estos años ha sido mi coetáneo e íntimo amigo Samuel Merino- Pompa & Boato-, que es para mí una figura revolucionaria y con muchísimo talento dentro del panorama actual.



- ¿Cómo definiría su proceso creativo?


Como buena milennial, escribo ideas sueltas e incluso poemas enteros en la aplicación de notas del iphone. El proceso es casi siempre impulsivo: escribo porque lo necesito en un momento determinado y por una razón concreta. Es un desahogo, un reconforto. A veces, por no hacer el ridículo escribiéndole un whatsapp a alguien, escribo el poema donde digo lo que me gustaría que supiera, y me invade una tranquilidad inmensa. Por lo demás, no hay secretos. La diferencia entre un escritor y alguien que no lo es es que uno escribe y el otro no. Hay que sentarse, teclear, equivocarse, volver a empezar y aprender. Como la vida misma.







- Rasrás (2018) es su primer libro publicado y con prólogo de Roy Galán. ¿Cuál es el origen de este libro?


En enero de 2017 hice la cosa más mediocre del mundo: un propósito de año nuevo. Mi sueño siempre había sido ser escritora, así que quería retomarlo de algún modo. Fue así como abrí un blog y escribí mi primer poema, Rasrás. El éxito que tuvo fue tremendamente motivador para mí. A Roy le envié el enlace por facebook, sin conocerlo de nada, y le gustó tanto que lo compartió en sus redes y comenzamos a hablar de vez en cuando sobre literatura y vida. Un año después publicaba mi libro reuniendo los poemas del blog y de la mano de Roy Galán, la verdad es que no podía pedir más.


- Este libro tuvo varias ediciones y fue muy aceptado entre el público. ¿Esperaba ese recibimiento?


En absoluto. Fue una autoedición muy modesta, pero en la que invertí bastante dinero y mucho esfuerzo. Estaba muerta de miedo. No era una poeta conocida, nunca había publicado nada. Pero aposté por mí y acerté. Y es de las cosas más satisfactorias que me han sucedido nunca.


- ¿Cómo valoras el resultado del poema musicado Reguetón?


He de reconocer que al principio me pareció desorbitado. Porque es un poema que escribí con una función casi de experimento social, sin muchas pretensiones literarias, algo que ya se nota en su forma en general. Sin embargo creo que también es necesario despojar a la poesía de ese elitismo temático y formal que acostumbramos darle. A veces lo importante es el mensaje, la fuerza de la palabra. Es un poema pensado para ser recitado y agitar corazones y conciencias. Y en la mayoría de sus casos ha cumplido perfectamente su cometido.



- También publicó un fanzine con el título A pesar de los imbéciles...


Sí, fue un fanzine casero, una tirada de unos 100 ó 200 ejemplares. Lo imprimía y lo encuadernaba en casa, era un trabajo tedioso. Lo hice un poco por suplir el vacío que había dejado la edición agotada de “Rasrás” y también por aunar otras disciplinas como el collage o la ilustración con la poesía, que siempre me ha parecido muy interesante.


- ¿Cómo surge Aunque seas rara y seas pájaro (2020)?


Este es un libro que escribo desde la perspectiva nueva de saberme ya poeta. Reúne los poemas más relevantes para mí de los últimos dos años (incluye también una selección de textos de “Rasrás”). Lleva por título un poema que me salió solo, en un viaje en coche, y que grabé del tirón en una nota de voz. Fue un momento revelador como artista para mí, así que decidí que el título debía de dar nombre a todo el libro.



- Si tuviese que escoger solo un poema por cada una de sus obras publicadas para una futura antología. ¿Cuáles serían?


De “Rasrás” sería, evidentemente, el que lleva el mismo título del libro, ya que con él empezó toda esta aventura. De mi último libro creo que escogería “As mans molladas”. No creo que sea la representación más adecuada de mi estilo o de mi obra en general. Pero es un poema que escribí con el corazón y que me gusta muchísimo. No me importaría ser recordada simplemente por eso.




- ¿Podría recomendar algunos títulos de poesía para esta etapa de inestabilidad?


He descubierto hace no mucho a Ben Clark, y me ha encantado. Ana Elena Pena también me enternece mucho. Pero no puedo dejar de recomendar a Samuel Merino, es una apuesta segura.


- Para terminar. ¿Tiene algún proyecto en marcha o finalizado del que nos pueda adelantar algo?


He tenido que parar todo lo previsto para este año por la situación que estamos viviendo. No son buenos tiempos para los planes. Sin embargo, de momento solo me apetece recitar y ser capaz de llevar mi libro al mayor número de lectores posibles. En mi cabeza hay cientos de nuevos proyectos. Pero voy a esperar a que la vida y el mundo se asienten para lanzarme a ellos.


Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

 

 

 

creme

 

se desafío esta fame

é porque vivo con ela.

Regina Touceda, en deriva 

(Espiral Maior, 2020)  (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com