Reseña: Noelia Lorenzo Pino, La estrella de quince puntas


Título: La estrella de quince puntas

Autora: Noelia Lorenzo Pino

Editorial: Erein

Colección: Cosecha roja 37

ISBN: 9788491095811

Nº de Páginas: 416 págs.






Sinopsis:


La aparición del cuerpo decapitado de una joven en el Parque Ecológico de Plaiaundi, con las yemas de los dedos abrasadas con ácido sulfúrico, pondrá de nuevo en jaque a la unidad de investigación criminal de la Ertzaintza. Esta, deberá enfrentarse a un asesino astuto que imposibilitará el hallazgo de pistas concluyentes en un caso en el que nada es lo que parece.

Como telón de fondo el día a día de los Careaga, una familia afincada en una urbanización de lujo de Punta Galea, que nos irá mostrando, poco a poco, los secretos y miserias con los que conviven desde hace muchos años.

Como en sus anteriores entregas, la autora nos sumerge en la materia con ayuda de una pormenorizada cronología de los hechos, y vuelve a demostrarnos su maestría a la hora de describir las relaciones personales que se trenzan entre sus personajes.

El suboficial Jon Ander Macua y la agente Eider Chassereau se verán inmersos en una compleja y absorbente trama en la que se involucrarán al máximo y que les conducirá a un final de vértigo que cambiará sus vidas para siempre.

El pasado mes de mayo entrevistaba a Noelia Lorenzo Pino en este espacio y conversábamos sobre su trabajo como autora y sobre las cuatro partes de esta saga de los agentes de la Ertzaintza Eider Chassereau y Jon Ander Macua. Después de un tiempo de espera he podido dedicarle un tiempo a la lectura de esta última parte de la saga - al menos por el momento- y necesitaba compartir con vosotros mis impresiones.


Pese a que no soy un gran amante de la novela negra, muchos de los lectores de esta saga de novelas me alentaron a leer una de las obras de esta autora y conocer su mundo más en profundidad. Esta saga esta compuesta por cuatro títulos que teóricamente se pueden leer de manera independiente, aunque haya entre todas un vínculo irrompible, ya que los casos son autoconclusivos. Es decir, no muy lejos de la concepción de este tipo de novelas que tiene Dolores Redondo, Camila Läckberg o Andrea Camilleri.


La estrella de quince puntas es una novela que representa perfectamente un mundo completamente formado por parte de la autora. El peso de las vidas y relaciones personales de los personajes es enorme en el transcurso de la novela y las motivaciones de los antagonistas y su psique están perfecta y detalladamente desarrolladas en la obra. En la obra tenemos la sensación de que la autora ha desarrollado un universo completo para sus personajes y esto es de agradecer a nivel de inmersión del lector en su obra. También es loable el desarrollo que hay de la vida policial en la oficina, la frustración que provoca el lento avance del caso, pero también el humor que hay en muchas situaciones.


Precisamente estos elementos también tienen sus peligros para el lector que se acerca a este título sin tener en cuenta sus precedentes. El desarrollo de los personajes tiene un nivel de minuciosidad tan alto que puede resultar para muchos lectores poco interesante si están interesados en una tensión narrativa elevada. La intriga, por eso, se cuece muy muy lentamente y tenemos información, que puede resultar excesiva en algunos puntos, de demasiados personajes al mismo tiempo. Es por eso que las primeras doscientas páginas de la obra pueden resultar complejas sin tener a mano papel y boli. Quizá no hubiese sido mala idea suprimir algunos hechos que se cuentan en el texto.


Sin embargo, hay que destacar también que la sensibilidad de la autora a la hora de trazar muy detenidamente las distintas personalidades se combina con su forma de desarrollar lo incómodo, de saber describir con los adjetivos necesarios cada momento y eso aporta tensión a muchos momentos de la obra que quizá no lo tenían de por sí. Por lo que, en parte, solventa la carencia de una intriga constante, añadiendo puntos de gran tensión narrativa esparcidos por el texto de manera inesperada. Además, el final me ha gustado mucho y ha cerrado muy bien la historia.


Creo firmemente que La estrella de quince puntas no debería ser una obra que se lea de forma independiente. Es complejo acercarse a una obra ya madura sin empezar por sus raíces. Sin embargo, creo que tiene los ingredientes necesarios como para motivar al lector a conocer sus casos desde el principio. En Noelia Lorenzo Pino hay madera de narradora, por lo que tengo ganas de ver lo que nos depara su futuro en la industria.



Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Goodreads
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Versos do día

Suscríbete
Sígueme

 

 

 

creme

 

se desafío esta fame

é porque vivo con ela.

Regina Touceda, en deriva 

(Espiral Maior, 2020)  (Fragmento)

David González Domínguez

Contacto : palabradegatsby@gmail.com